Portal Coporativo de OHL - Home

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias media.

Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".

Biodiversidad

Bio (1)

La gestión ambiental, la protección de la naturaleza y el desarrollo sostenible, son aspectos clave para OHL México; a través del Grupo, buscamos desde la propia actividad de nuestro negocio, contribuir significativamente en esta materia.

En OHL México, reconocemos que el progreso debe obedecer a condiciones de sostenibilidad - concepto integrado en la cultura empresarial del Grupo, que constituye sin duda, la vía eficaz para el crecimiento.

Reconocemos y aceptamos nuestro compromiso ambiental para cada una de las actividades que llevamos a cabo; nuestra actuación, la de nuestras concesionarias y cadena de valor, pretende ser en todo momento respetuosa y responsable, procurando contribuir en la preservación de la biodiversidad y la naturaleza, manteniendo siempre un equilibrio con nuestro objetivo de negocio y con el respeto a las comunidades de las que somos parte.

Como parte del Grupo OHL, en México asumimos el compromiso ambiental desde el más alto nivel de responsabilidad en nuestra la Política de Sostenibilidad del Grupo; la Declaración sobre Prevención de Riesgos Laborales, Medio Ambiente y Calidad, la cual recoge los objetivos prioritarios de satisfacción de los clientes, del equipo humano y de la sociedad, el cumplimiento de resultados y la creación de valor, entre otros. Estos objetivos están ligados al cumplimiento de la normativa ambiental, la prevención de la contaminación y la protección del entorno.

La Declaración de Prevención de Riesgos Laborales, Medio Ambiente y Calidad del Grupo OHL queda plasmada en la Política de PRL, MA y calidad de OHL Concesiones, aplicable a la actividad de OHL México y a la de cada una de sus concesiones.

Protección y Conservación del medio ambiente

  • Aplicar un enfoque preventivo para minimizar cualquier impacto negativo (deterioro, contaminación y destrucción) sobre el medio físico (agua, suelo y aire)
  • Minimizar la eliminación o destrucción de los organismos vivos, sus hábitats y sus interrelaciones mediante la planificación rigurosa de las actividades y desarrollo de prácticas de conservación,
  • Optimizar el consumo de los recursos materiales y energéticos a través de planes de consumo responsable,
  • Controlar y reducir las afecciones negativas al entorno socioeconómico y al patrimonio histórico-artístico y arqueológico,
  • Subsanar los daños ambientales derivados de las operaciones, siguiendo las pautas establecidas por la autoridad ambiental competente y
  • Priorizar la gestión de la huella hídrica, la conservación de los ecosistemas y el impulso de una economía baja en carbono y la eficiencia energética.